El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa primaria de origen desconocido y que por el momento es irreversible.  Es la forma más común de demencia, entre un 60-70% de los casos. A medida que aumenta la esperanza de vida, aumenta la prevalencia e incidencia de las demencias en la población adulta. 

Esta enfermedad progresa de forma gradual afectando a la memoria y al resto de funciones cerebrales superiores y con el tiempo las personas empeoran llegando a la pérdida completa de todas sus capacidades psicomotoras y la memoria. También hay formas de inicio atípico pero que pueden presentarse como un síndrome frontal, afasia y/o apraxia progresiva o un síndrome agnósico visual. 

Más frecuentemente aparece  a partir de los 65 años, pero hay personas que presentan Alzheimer de inicio temprano, esto es sobre los 40 o 50 años. 

Según la escala de Reisberg, existen siete fases de la enfermedad, esta escala se enfoca en el nivel de dependencia de la persona para sus actividades básicas de la vida diaria (ABVD) y por tanto, en la necesidad de cuidados que necesita. 

Dentro de esta clasificación y de la progresión de la enfermedad los síntomas progresan en tres grandes grupos degenerando desde lo más leve hasta lo más grave. La EA está descrita en 7 fases en las que evoluciona la enfermedad.

Estos síntomas comprenden la disfunción cognitiva, donde se ve afectada la memoria, el lenguaje y la disfunción ejecutiva haciendo que la persona cada vez sea menos capaz de planificar y pérdida progresiva de la coordinación intelectual. También aparecen trastornos de conducta y síntomas psiquiátricos que van desde la depresión hasta las alucinaciones. Para finalizar encontramos las dificultades para realizar las actividades de la vida diaria, empezando por las más simples hasta las más complejas.

CUIDADOS DE ENFERMERÍA 

El paciente con EA tiene que ser abordado de forma multidisciplinar. La relación entre la familia/cuidador principal y los profesionales de la salud es de muy importante para evitar sobrecarga de éste. Se habla de cuidar al cuidador.  Los cuidados de una persona dependiente y con una demencia como  es la EA son muy laboriosos y pueden acabar mermando la salud de los que se ocupan de ellos. Llega un momento de la enfermedad en que pasan a ser personas totalmente dependientes con requerimientos asistenciales continuos para todas las actividades de la vida diaria. 

La adaptación de la persona y los familiares a la enfermedad es un proceso duro, requiere un periodo de adaptación, comprensión y aceptación para realizar la transición por todas las fases que van a desarrollarse durante la enfermedad. Las familias con mucho soporte y buena comunicación entre ellos suelen vivir mejor el duro proceso que supone esta enfermedad. Se dan  momentos muy desconcertantes y frustrantes para todas las partes tanto para familiares como para el paciente. En muchos casos hay que redefinir roles dentro de la unidad familiar. Si no se prepara correctamente a la familia puede haber sobrecarga del cuidador principal y acabar enfermando o con síndrome de Burn-Out.  

El papel de enfermería es importante para hacer un seguimiento dentro de este proceso, manteniendo siempre a todo el equipo multidisciplinar en contacto para la mejor asistencia y asesoría. 

Se deben valorar las 14 necesidades de Virginia Henderson, valorando la capacidad para comunicarse del paciente, las necesidades afectadas, ofreciendo intervenciones para mejorar la calidad de vida del conjunto y para prevenir situaciones de riesgo para el familiar y el paciente. 

Se pueden utilizar varias terapias no farmacológicas para mejorar la calidad de vida de las personas, los síntomas psicológicos y los conductuales como son:

  • Estimulación, intervenciones y entrenamiento cognitivo. 
  • Psicoterapia y reminiscencia
  • Ejercicio físico y ejercicios de relajación. 
  • Musicoterapia
  • Entrenamiento en las actividades básicas de la vida diaria. 
  • Es destacable la necesidad de realizar una rutina en la que se respeten los ciclos de vigilia – sueño, manteniéndose despierto durante el día, aprovechando las horas de sol que afecta directamente al ritmo circadiano. 
  • Respetar los horarios de comida 
  • Respetar los descansos del cuidador

El cannabis medicinal y la enfermedad de Alzheimer

En relación al cannabis medicinal, existen estudios en los que se observa que el uso del cannabis en estos pacientes ayuda a disminuir la ansiedad, aumentar el apetito, esto es importante ya que muchos dejan de comer. También ayuda a evitar los momentos de agitación psicomotora sobre todo nocturnos, por lo que ayuda a un mejor descanso y a mejorar la calidad de vida de estos pacientes. 

Además el cannabidiol o CBD es un componente del cannabis con propiedades neuroprotectoras y antiinflamatorias. 

Recomendaciones para las familias y personas que deciden tomar cannabis medicinal para mejorar su calidad de vida.  Prevención y reducción de riesgos

Siempre os recomendamos que acudáis a profesionales formados en cannabis medicinal como es el caso de nuestro equipo de Green Nurse Health Care. A profesionales que puedan valorar las patologías concomitantes y las posibles interacciones medicamentosas. 

A parte de esto en las primeras tomas lo ideal es que:

  • La persona se encuentre en un entorno seguro, sentado o estirado. 
  • Preferible usar la vía sublingual u oral. 
  • Que no se consuma fumado por el tema de la combustión. Se producen muchos productos de desecho  en la combustión, si se toma vía respiratoria es mejor si es vaporizado, pero a largo plazo la persona no podrá auto suministrarse las vaporizaciones por lo que está bien si su organismo se acostumbra en las otras vías ya que se conocerá la dosis eficaz para esa persona, ya que la vía respiratoria es una vía más errática. 

Jamila A. Manozzo Hernández

BIBLIOGRAFÍA

  • Lim K, See YM, Lee J. A Systematic Review of the Effectiveness of Medical Cannabis for Psychiatric, Movement and Neurodegenerative Disorders. Clin Psychopharmacol Neurosci. 2017;15(4):301-312. doi:10.9758/cpn.2017.15.4.301 [Internet: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5678490/ ]
  • Volicer L, Stelly M, Morris J, McLaughlin J, Volicer BJ. Effects of dronabinol on anorexia and disturbed behavior in patients with Alzheimer’s disease. Int J Geriatr Psychiatry. 1997 Sep;12(9):913-9. PMID: 9309469. [Internet: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/9309469/ ]
  • Woodward MR, Harper DG, Stolyar A, Forester BP, Ellison JM. Dronabinol for the treatment of agitation and aggressive behavior in acutely hospitalized severely demented patients with noncognitive behavioral symptoms. Am J Geriatr Psychiatry. 2014 Apr;22(4):415-9. doi: 10.1016/j.jagp.2012.11.022. Epub 2013 Apr 15. PMID: 23597932. [Internet: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23597932/ ]
  • Walther S, Mahlberg R, Eichmann U, Kunz D. Delta-9-tetrahydrocannabinol for nighttime agitation in severe dementia. Psychopharmacology (Berl). 2006 May;185(4):524-8. doi: 10.1007/s00213-006-0343-1. Epub 2006 Mar 7. PMID: 16521031. [Internet: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16521031/ ]
  • Passmore MJ. The cannabinoid receptor agonist nabilone for the treatment of dementia-related agitation. Int J Geriatr Psychiatry. 2008 Jan;23(1):116-7. doi: 10.1002/gps.1828. PMID: 18081000. [Internet: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18081000/ ]
  • Caudevilla Galligo, F. Usos terpéuticos del cannabis. Grupo de intervenvión en drogas semFYC. XXVIII Congreso de medicina de familia y comunitaria 2008. [Internet: https://slideplayer.es/slide/78637/ ]
  • López-Sendón Moreno, J., García Caldentey, J., Trigo Cubillo, P. et al. A double-blind, randomized, cross-over, placebo-controlled, pilot trial with Sativex in Huntington’s disease. J Neurol 263, 1390–1400 (2016). https://doi.org/10.1007/s00415-016-8145-9 [Internet: https://link.springer.com/article/10.1007/s00415-016-8145-9#citeas ]
  • Ware MA et al. The medicinal use of cannabis in the UK: results of a nationwide survey. 2004 [Internet: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1742-1241.2004.00271.x ]
  • Kumar A, Sidhu J, Goyal A, Tsao JW. Alzheimer Disease. 2021 Aug 11. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan–. PMID: 29763097. [Internet: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29763097/ ]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *